El Gobernador Regional de Apurímac, Wilber Venegas Torres, en su calidad de presidente del plataforma Regional de Defensa Civil y del grupo de trabajo del Operaciones de Emergencia Regional (COER), participó en las acciones de monitoreo y verificación de los “daños”, registrados en el Simulacro por Sismo desarrollado a nivel nacional por el Instituto Nacional de Defensa Civil (INDECI), el pasado 13 de octubre.

El simulacro se inició a las 20:00 horas, con epicentro en la localidad de Cotaruse, en Aymaraes, con un registro de 8.5 grados en la escala de Richter y una duración de un minuto, llegando a afectar a todas las provincias de la región.

El gobernador evacuó de la sede del jirón Puno y se dirigió a la plataforma regional de defensa civil, en Tamburco, para recibir un informe general sobre el impacto del simulado terremoto en la región e informar al Centro de Operaciones de Emergencia Nacional (COEN)

Asimismo, el gobernador apurimeño monitoreó los reportes del interior de la región sobre los daños ocasionados, al mismo tiempo verificó sobre el desplazamiento de los heridos a los centros hospitalarios, las personas fallecidas y los daños materiales.

Según el simulacro, el movimiento telúrico originó pérdidas, en infraestructuras, personas fallecidas, heridos, daños a los servicios básicos, como son tendidos de red de agua, desagüe, fluido eléctrico, y la mayor parte del impacto se centró en la cuenca de la provincia de Aymaraes.

Esta simulación tuvo la finalidad de evaluar y medir la capacidad de respuesta de la población.

Cabe destacar que el Gobernador destacó la importancia de contar con una mochila de emergencia ante la ocurrencia de un desastre natural. Refirió que en esta mochila debe contener conservas de atún, agua, linterna, radio a pilas, baterías y víveres para sobrevivir varios días.

Reputation Management