Con la finalidad de monitorear el avance de las obras por administración directa y conocer las dificultades en la concretización de los proyectos, el Gobierno Regional de Apurímac realiza reuniones programadas cada 2 meses.


Señaló así la Arq. Katia García Martínez, coordinadora de la Subgerencia de Infraestructura, puntualizando que los residentes realizaron la exposición y alcance de información sobre el avance en la ejecución de obras, así como la situación del estado físico y financiero.
Asimismo, refirió que son espacios importantes para conocer la problemática que podría estar afectando la obra, lo que permite que se den alternativas oportunas en la solución de las mismas.
Finalmente, precisó que la entrega inoportuna de los materiales por parte de los proveedores, repercute en el normal avance del proyecto, generando demoras y atrasos en el cumplimiento de los plazos de ejecución y deja al personal sin actividad. Por lo que sugirió que los proveedores deben asumir responsabilidades y evitar las prórrogas que perjudican la entrega oportuna de la obra.

Reputation Management